¡La televisión está muriendo!

Regresar

¡La televisión está muriendo!

 

¡La televisión está muriendo! Es la frase que escucho con mayor frecuencia en la industria de los medios de comunicación. De ahí, le siguen otras tantas como “Ya nadie ve la televisión”, “ya ninguna marca invierte en televisión” o “Las plataformas digitales son lo de hoy”. No puedo estar más de acuerdo con la última frase y al mismo tiempo tan en desacuerdo. Esto pareciera una contradicción natural, pero hace todo el sentido cuando los datos nos dicen lo contrario. 

Primero, vayamos un poco más atrás con el nacimiento de los servicios OTT, Over the Top, que son aquellas plataformas encargadas de distribuir contenido a través de Internet. El brinco de lo analógico a lo digital, en un principio no representó un gran cambio para el usuario, sin embargo, si ayudó a optimizar los costos y poder ofrecer servicios bajo demanda. Esta digitalización dio la posibilidad de realizar streaming de video en diferentes formatos y modalidades. Las plataformas fueron evolucionando y le permitieron al usuario una ventana mayor de tiempo para consumir el contenido. El tener acceso a un interesante contenido audiovisual de manera cómoda, sencilla, funcional y de alguna manera personalizada, generó una experiencia nueva para los millones de consumidores. 

 

 

En poco más de una década se han visto cambios en la forma de distribuir contenidos y esto nos ha llevado a vivir en un mundo de interacción de pantallas. Esto pulverizó las audiencias y provocó cambios en las estrategias de comunicación. La innovación no solo aplicó para los medios, si no para las grandes marcas.

¿Cómo genero el alcance que mi marca necesita con audiencias cada vez más dispersas? Esta pregunta sigue rebotando en las paredes de las grandes compañías. Y aquí, es donde regreso a mi desacuerdo con respecto a la hipótesis abstracta de “Las plataformas digitales son lo de hoy”. ¿y saben qué? ¡Que sí! Si son lo de hoy, siempre y cuando se mantenga la televisión. 

¿La televisión está muriendo? Nada más alejado de la realidad y a pesar de que la historia y los cambios nos pudieran decir lo contrario, la data nos dice que la televisión está más fuerte que nunca. 

Increíble pensar que la televisión, el medio tradicional por excelencia siga siendo el que más contribuye a la construcción de los alcances, pero sobre todo el que más rápido lo consigue. ¿Sabían que la televisión llega a más mexicanos en un día, que todos los diarios y revistas en treinta? ¿O que pensarían si les dijera que la televisión logra en seis días lo que todo el Internet junto logra en un mes? Pues sí, la televisión no es el complemento, si no la base de una estrategia de mercadotecnia y publicidad para generar el alcance, la atención, la recordación y la influencia que una marca necesita para sobresalir en un mercado global y competitivo. 

Cada vez son más las marcas nativas digitales que utilizan a la televisión para dar a conocer sus servicios. ¿Apple?, ¿Amazon? Una realidad difícil de creer, ¿verdad? Pues les digo que cada vez son más las que se suman, entendiendo los atributos que sigue y seguirá dando la televisión. 

Cada plataforma y cada medio te deja algo y cada una tiene su rol. Se necesita un trabajo profundo para lograr que los medios más importantes se correlacionen de manera inteligente para llegar a más personas. La mezcla del mensaje y el formato te permite generar un ambiente correcto para la audiencia y les ayuda a las marcas a entender que todas las plataformas tienen un objetivo individual, pero a su vez un objetivo grupal que no es más que lograr poder contar una historia y conectar más profundo con las personas.

 

Las plataformas digitales y las redes sociales sirven como el complemento perfecto para poder contar una misma historia, pero contarla diferente. No existen dos mundos, lo digital es parte del mundo real, al igual que la televisión. 

¿La televisión está muriendo? Al contrario, la televisión es el medio que más influye en la decisión de compra y tiene un 90% de recordación de marca.

¿Ya vieron porque Netflix se anuncia en televisión? ¡Si! ¡Netflix! El que llegó a cambiar toda la forma de hacer contenido audiovisual, el jugador que cambió la forma de ver televisión, ofrece sus servicios en la televisión abierta en México. 

Pero que esto no nos sorprenda, porque las audiencias le prestan en más de un 25% de atención a la publicidad en televisión que en todo el Internet. Por eso, las virtudes y bondades de las plataformas digitales como elegir tu programación o bien omitir algún anuncio son a la vez, sus grandes debilidades. 

Las grandes marcas han sabido escuchar al mercado y han sabido conocer las ventajas y desventajas que cada medio presenta. Una estrategia unilateral, no solo no sirve, sino que vulnera la recordación de marca, compromete el alcance y pierde visibilidad ante el público. Cada vez son más las compañías que le apuestan a la televisión por la credibilidad y confianza que genera ver a sus marcas en pantalla. El Brand Safety que ofrece la televisión es seguridad para las marcas bien posicionadas en el mercado, pero sobre todo para aquellas que están intentando darse a conocer. 

Las paredes de las compañías y los cuartos creativos parecen encontrar la respuesta y no está tan lejos del control de nuestro sofá. 

¿La televisión está muriendo?

Jean Vite Prekop 

 

© CECC 2018 - Todos los derechos reservados.
AVISO DE PRIVACIDAD